Invertir para lograr las metas financieras importantes

Invertir para lograr las metas financieras importantes

Salga al jardín y cave un hoyo grande. Ponga $50 en el hoyo todos los meses y no saque dinero hasta que esté listo para comprar una casa, enviar a su hijo a la universidad o retirarse. Suena un poco descabellado, ¿verdad? Pero así es invertir sin fijarse objetivos claros. Si tiene suerte puede terminar con dinero suficiente como para cubrir sus necesidades, pero no tiene manera de saber con seguridad.

Cómo fijarse objetivos

El primer paso para invertir es definir cuáles son sus sueños para el futuro. Si está casado o en una relación a largo plazo, hable con su pareja sobre sus metas individuales y conjuntas. Lo mejor es ser lo más específicos posible. Por ejemplo, puede que sepa que quiere retirarse, ¿pero cuándo? Si quiere mandar a su hijo a la universidad, ¿quiere que sea una universidad prestigiosa o un instituto de enseñanza superior cerca de casa?

Terminará con una lista de objetivos. Algunos de estos objetivos serán de largo plazo (tiene más de 15 años para planificar), otros serán de corto plazo (5 años o menos para planificar) y algunos serán intermedios (entre 5 y 15 años para planificar). Entonces puede decidir cuánto dinero necesitará acumular y qué inversiones pueden ayudarle mejor a alcanzar sus metas. Recuerde que no puede haber ninguna garantía de que una estrategia de inversión tendrá éxito y que toda inversión implica riesgos, incluso posiblemente la pérdida del capital inicial.

Esperando el retiro

Después de un día difícil en la oficina se pregunta: "¿todavía no es momento de retirarme?". El retiro puede parecer algo muy lejano, pero nunca es demasiado pronto para empezar a planificar; especialmente si quiere tener un retiro seguro. Cuanto antes empiece, mejor podrá dejar que el tiempo haga lo suyo y su capital crezca.

Digamos que su meta es retirarse a los 65 años de edad con $500,000 en su fondo de retiro. A los 25 años decide comenzar a contribuir $250 al mes en el plan 401(k) de su compañía. Si su inversión gana un 6 por ciento de interés al año, capitalizado mensualmente, tendrá más que $500,000 en su cuenta 401(k) cuando se retire. (Este es un ejemplo hipotético, por supuesto, y no representa los resultados de ninguna inversión específica).

¿Pero que sucedería si dejara todo librado a la suerte? Digamos que espera hasta tener 35 años para empezar a invertir. Asumiendo que contribuyó la misma cantidad a su 401(k) y la tasa de rendimiento de su inversión fue la misma, terminaría con solo la mitad de la cantidad en el primer ejemplo. Aunque nunca es demasiado tarde para empezar a trabajar en pos de sus metas, como puede ver, tomar una decisión antes puede tener consecuencias enormes más adelante.

Algunos otros puntos a tener en cuenta al planificar su estrategia de ahorro e inversión para su retiro:

  • Piense que va a vivir mucho. La expectativa de vida promedio en este país viene cambiando desde hace varios años y mucha gente vive incluso mucho más que el promedio.
  • Piense cuánto tiempo tiene hasta su retiro e invierta teniéndolo en cuenta. Por ejemplo, si falta mucho para que se retire y puede enfrentar ciertos riesgos, puede elegir invertir un mayor porcentaje de su dinero en acciones (valores) que, aunque son más volátiles, ofrecen una mayor rentabilidad posible a largo plazo que las inversiones más prudentes. Contrariamente, si está cerca de su retiro debería asignar una mayor parte de sus ahorros a inversiones más orientadas a ganar dinero y conservar su capital.
  • Tenga en cuenta el efecto de la inflación en sus ahorros para el retiro. Al determinar cuánto necesitará ahorrar para retirarse, no olvide que cuanto más elevado sea el costo de vida, menor será el rendimiento real del dinero que invirtió.

Enfrentar la verdad sobre los ahorros para la universidad

Ya sea para pagar la educación de un hijo o si quiere volver a estudiar, pagar los costos de la matrícula definitivamente requiere mucha previsión, y cuanto antes mejor. Los costos de la universidad en general aumentan más rápido que el índice de inflación, por eso empezar a tiempo y comprender cómo usar las ventajas impositivas e idear una estrategia de inversión para aprovechar al máximo sus ahorros puede marcar una diferencia enorme para reducir o eliminar la deuda después de la graduación. Cuanto más tiempo tenga antes de tener que usar el dinero, podrá aprovechar mejor una estrategia de capitalización para acumular un fondo sustancial para la universidad. Si tiene un mayor plazo de inversión y tolerancia para tomar algunos riesgos, también podría invertir su dinero en opciones con posibilidades de crecimiento.

También tenga en cuenta estos consejos:

  • Calcule cuánto le costará enviar a su hijo a la universidad y planifique conforme al monto. Se pueden conseguir estimados del costo futuro de la matrícula en universidades e instituciones públicas y privadas de dos y cuatro años.
  • Averigüe sobre paquetes de ayuda financiera que pudieran ayudarle a compensar parte de los costos de la universidad. Si bien no hay garantía de que su hijo reciba asistencia financiera, al menos sabrá qué tipo de ayuda está disponible si la necesitara.
  • Averigüe sobre los planes de matrículas patrocinados por el estado donde su dinero se usa en inversiones conforme a sus necesidades financieras y plazos. Por ejemplo, puede asignar la mayor parte de su dinero a inversiones para el crecimiento al principio y más adelante, cuando su hijo se acerca a la edad universitaria, puede asignarlo a inversiones más prudentes que ayudan a conservar el capital invertido.
  • Piense en cómo podría resolver conflictos entre objetivos. Por ejemplo, si necesita ahorrar para la educación de su hijo y su propio retiro al mismo tiempo, ¿cómo lo hará?

Invertir para algo grande

En algún punto probablemente quiera comprar una vivienda, un auto o incluso ese yate que siempre quiso. Aunque difícilmente se trate de artículos que uno compra impulsivamente, las compras grandes a veces tienen un plazo menor que otros objetivos financieros; normalmente entre uno y cinco años.

Como no tiene demasiado tiempo para invertir, tendrá que administrar con inteligencia el dinero que tiene para invertir. En vez de elegir inversiones orientadas a incrementar su dinero, quizás sea más acertado poner su dinero en inversiones menos volátiles y con mucha liquidez que podrían incrementar su dinero, pero con la opción a acceder a su dinero rápida y fácilmente si lo necesitara.