COVID-19: Nuestro compromiso con usted

BOK Financial Corporation aportará $1 millones como parte de sus esfuerzos de apoyo en la recuperación de la crisis de la COVID-19. La compañía destinará sus donaciones a programas de asistencia en alimentación y en la reincorporación de trabajadores despedidos y suspendidos transitoriamente de restaurantes y servicios de hotelería.

Esta contribución es el aporte más importante que hace la compañía como respuesta a la COVID-19, y también incluye la asistencia proporcionada a sus clientes y empleados.

"La cantidad de pedidos de ayuda en esta crisis no tiene precedentes, y estamos orgullosos de poder asistir a las organizaciones locales sin fines de lucro que están en la primera línea atendiendo a los ciudadanos más vulnerables de nuestras comunidades", declaró Steve Bradshaw, presidente y director ejecutivo de BOK Financial.

La mitad de los fondos serán distribuidos en Tulsa, donde se encuentra la casa central de BOK Financial, de los cuales $450,000 serán destinados al fondo  Tulsa Kitchens Unite de Hunger Free Oklahoma, el cual empleará a trabajadores de la industria gastronómica que han sido despedidos o suspendidos transitoriamente, para que preparen y ayuden a distribuir 425,000 raciones de comida durante 12 semanas  a la población que vive en las zonas de riesgo de Tulsa. Otros $50,000 serán destinados al banco de alimentos de Catholic Charities of Eastern Oklahoma, el cual ha estado brindando alimentos a más de 300 familias por día desde el inicio de la crisis.

Los $500,000 restantes serán distribuidos entre programas que brindan asistencia alimentaria y la reincorporación de empleados de la industria de servicios en los mercados de BOK Financial en ocho estados.

  • Bank of Oklahoma está ayudando al programa Ending Hunger OKC en la ciudad de Oklahoma con una donación de $50,000 a través de la Fundación de la Iglesia Metodista Unida de San Lucas. El grupo está distribuyendo 20,000 raciones de alimentos frescos semanalmente, además del trabajo que lleva adelante junto con restaurantes locales para preparar y distribuir 4,400 comidas cada semana.
  • En Colorado, BOK Financial donará $100,000 en apoyo al programa  Colorado Restaurant Response a través de Colorado Succeeds. El programa funciona para que los empleados de restaurantes preparen comidas nutritivas y fáciles de consumir para los grupos de lucha contra el hambre, como Denver Metro Emergency Food Network.
  • Bank of Texas brindará apoyo al programa Get Shift Done en Dallas-Fort Worth y Houston mediante una donación de $100,000 para Community Foundation of Texas y Greater Houston Community Foundations. Get Shift Done emplea a trabajadores del sector de hotelería que han sido desplazados de sus puestos. Ellos preparan y distribuyen comidas en organizaciones sin fines de lucro que brindan asistencia a comunidades con problemas alimentarios.
  • En Kansas City, BOK Financial donará $50,000 a  Operation Restaurant Relief, que está proporcionando fondos a restaurantes para ayudarlos a sostener los gastos operativos, pagar sueldos a trabajadores por turno y comprar los ingredientes para la elaboración de comidas destinadas a personas que no tienen acceso a la alimentación en toda el área metropolitana.
  • En Arizona, BOK Financial contribuirá con $50,000 a  Foundation for Senior Living que colabora con la entrega de comidas y compras de almacén para 2,500 adultos mayores que deben respetar el confinamiento obligatorio.
  • Bank of Albuquerque dona $30,000 al  Feeding Families Fund a través de la organización United Way of Central New Mexico para proporcionar una red de seguridad a las organizaciones sin fines de lucro que están brindando asistencia a familias en emergenca alimentaria y restaurantes locales.
  • En Arkansas, BOK Financial otorgará $20,000 a  Root Cellar Pantry para la entrega de comida a clientes que han perdido sus empleos, junto con restaurantes que ofrecen comida para retirar en el lugar y han implementado un horario extendido para asistir mejor a las familias que están en emergencia alimentaria.

"Nos enorgullece poder apoyar a estos programas que están asistiendo a la comunidad y ayudando a los trabajadores de la industria de servicio para que ganen un salario y puedan seguir llevando alimentos a sus hogares durante este período de crisis", afirmó Bradshaw. "Con estos dólares adicionales de asistencia a la comunidad, esperamos que las donaciones planificadas para 2020 puedan llegar a los $7 millones para beneficiar a las demás organizaciones que están prestando servicio a nuestras comunidades".

Atentos a las necesidades de los clientes

Durante la crisis, los empleados de BOK Financial han estado trabajando todo el día para responder a las necesidades de nuestros clientes, por ejemplo para procesar las solicitudes del Programa de protección de cheques de pago (PPP). El banco comenzó a recibir las solicitudes el 3 de abril, el día que la Administración de Pequeños Negocios (SBA, por sus siglas en inglés) habilitó su portal, y en menos de dos semanas se garantizaron fondos por $1.8 mil millones para los clientes.

"Estoy muy orgulloso de nuestra gente y del esfuerzo que está haciendo para que estos fondos puedan llegar a las empresas que necesitan ayuda con urgencia", comentó Bradshaw.

Además, la compañía está brindando asistencia a individuos, clientes con hipotecas y clientes comerciales. Se está brindando ayuda financiera mediante la incorporación de cambios transitorios en los cargos relacionados con extracciones en exceso, protección para sobregiros y cargos por pago tardío.

"Tenemos equipos de expertos que están trabajando de manera conjunta con los clientes para poder atravesar estos tiempos tan difíciles", afirmó Derek Martin, ejecutivo de servicios de banca al consumidor de BOK Financial. "Muchos empleados han sido reasignados para asistir a los negocios en funciones que están siendo muy solicitadas, como el refinanciamiento de hipotecas y las solicitudes de préstamos del PPP. Estamos esforzándonos para ayudar a nuestros clientes en todas las formas posibles".

El nuevo concepto de normalidad de los banqueros

Al ser un servicio esencial, los bancos han tenido que buscar nuevas formas de llevar adelante sus operaciones. La mayoría de los empleados están trabajando desde sus casas. Los bancos están limitados en gran medida a servicios desde el automóvil; los préstamos hipotecarios se están concretando por videochat. El banco ha incorporado medidas para adaptarse a este nuevo entorno, por ejemplo:

  • Los empleados que contrataron servicios de cuidado infantil mientras los niños no asistan a la escuela son elegibles para un reembolso temporario y exento de impuestos por los gastos de cuidado infantil.
  • Sabemos que todos los empleados tal vez no puedan garantizar el cuidado continuo y alternativo de sus hijos, por eso les hemos otorgado 40 horas de licencia paga por motivos diversos.
  • Para brindar acceso a asistencia médica sin riesgos por exposición a la COVID-19, BOK Financial eliminó los costos de acceso a la telemedicina para sus empleados.

"Nuestro equipo se ha adaptado rápidamente a este nuevo concepto de normalidad transitoria y también ha logrado mantener los mismos niveles sobresalientes de calidad de servicio al cliente", agregó Bradshaw. "Seguiremos adaptándonos a medida que evolucione la situación, teniendo en cuenta a nuestros empleados, nuestros clientes y la comunidad en cada decisión que tomemos".