Preparación para ampliar el capital

Preparación para ampliar el capital

Ya sea que tenga un negocio nuevo o uno ya encaminado en vías de expansión, uno de los aspectos más complejos de la actividad comercial es ampliar el capital. Muchos negocios fallan por no contar con un capital suficiente para invertir en el crecimiento ni para pagar los gastos corrientes, como nóminas, seguro e impuestos.

Sin un capital operativo y en expansión, los propietarios de negocios disponen de pocas opciones en un momento en que contar con más opciones para agregar productos y servicios es la clave del éxito empresarial.

Comience pronto a buscar recursos de captación de capital

La clave para encontrar fuentes de capital es planificar mucho antes de que aparezcan las necesidades previstas. Tan pronto como pueda, elabore un modelo empresarial efectivo. Se trata de un plan de negocios que describe las necesidades y los medios para pagar préstamos para negocios de prestamistas e inversores que están dispuestos a participar en su negocio y en los conocimientos que tiene sobre la industria.

Una comunicación transparente y entendible es la clave a la hora de buscar efectivo para impulsar cualquier negocio. La capacidad de describir los objetivos de la empresa, sus necesidades y potencial de éxito es crucial. Los posibles inversores quieren conocer sus productos y servicios, la experiencia de sus empleados, su situación financiera actual, sus planes de comercialización y todo lo que se necesite para analizar eficazmente si prestar o invertir capital tiene sentido en términos comerciales.

Entonces, ¿por dónde comenzar?

  • Busque posibles prestamistas o inversores que entiendan de qué va su negocio.

    Súmese a organizaciones profesionales o industriales. Si bien es posible que no encuentre fuentes directas de efectivo en estos grupos, probablemente descubrirá oportunidades de trabajo en red y consejos razonables de otros acerca de fuentes de financiamiento. A veces el mejor consejo viene de esas personas que "ya han pasado por eso, y lo hicieron".
  • No espere hasta llegar a desesperarse.

    El peor momento para buscar un prestamista o inversor es cuando uno está desesperado por conseguir capital para el negocio. A los inversores y prestamistas no les preocupan las necesidades de su negocio. Su necesidad inmediata de capital no se considera en la evaluación de los méritos para hacer una posible inversión u otorgar un préstamo para negocios. Captar capital no debería ser una tarea de último minuto.
  • Piense a largo plazo.

    ¿Cuánto efectivo necesitará para el primer año? ¿Dos años? ¿Cinco años? Planifique con tiempo para definir todas sus necesidades de capital para los próximos años. No dependa de varios préstamos o ciclos de inversión para cubrir las operaciones diarias o los eventos imprevistos y las recesiones económicas.
  • Súbase a la cresta de la ola.

    ¿Le está yendo bien a su sector comercial o industria? Los prestamistas e inversores confían más en su posible éxito si su segmento comercial está en auge en este momento. Esté preparado para recibir recursos de capital cuando su segmento comercial esté en crecimiento. Con esto, su plan de expansión se vuelve el de ellos.
  • Diversifique las fuentes de capital.

    Si busca financiamiento de amigos y familiares, suponga lo peor y piense en ir en busca de otros inversores también. Tenga en cuenta los préstamos de la Administración de Pequeños Negocios (SBA). Analice sus necesidades de efectivo con un agente de préstamos comerciales de su banco, un lugar donde su negocio es sumamente reconocido. Prevea diferentes escenarios, desde el peor de los casos hasta el mejor. Esto demuestra que tiene responsabilidad fiscal y conoce su negocio, su competencia y el mercado en el que opera.
  • Sea transparente y honesto. Analice las consecuencias positivas y negativas de invertir en su negocio.

    Una excelente relación con un prestamista o inversor se basa en el diálogo sincero. Más allá de si su negocio está en aprietos o en crecimiento, los posibles prestamistas e inversores examinarán al detalle cada uno de los aspectos de sus operaciones. Su empresa está bajo el microscopio fiscal. Además, es fundamental mantener informados a los prestamistas e inversores sobre cualquier problema financiero actual o probable. A menudo, sus "socios" de capital ayudan a solucionar los problemas. Las sorpresas de inmediato ponen nerviosos a los prestamistas e inversores; por eso sea honesto.
  • Vea la oportunidad que hay del otro lado.

    Es fácil entender las necesidades de su propio negocio, pero ¿qué hay de las necesidades de los prestamistas o inversores? ¿Qué desean? ¿Qué necesitan saber? ¿Qué los hará sentir cómodos para invertir en su negocio? Si no está seguro, ¡pregunte!
  • Prepárese para una variedad de resultados.

    No suponga que recaudará el efectivo que necesita. Imagine situaciones y elabore planes para una variedad de resultados:
    • tasas de interés más altas o más bajas
    • niveles de inversión más altos o más bajos
    • plazos de recuperación más largos o más cortos
    • necesidades no previstas y desventajas
    Elabore planes de contingencia para responder rápidamente a contraofertas. No solo podrá actuar más rápido sino que aumentará la confianza del prestamista o el inversor porque usted habrá hecho sus deberes perfectamente y habrá pensado en una variedad de resultados razonables.

Esta es la clave. Cuando busca financiamiento de capital, recuerde que usted es la "carta de presentación" de su negocio. Usted representa la empresa. Prepárese, planifique con anticipación y esté siempre listo para mostrarles a los prestamistas y a los inversores por qué es bueno para ellos invertir en su negocio.

Si bien su necesidad de obtener fondos es crucial para usted, los inversores y prestamistas quieren saber cuáles son los beneficios que tendrán. Evalúe el riesgo contra la recompensa como lo hacen los posibles inversores. Ningún inversor inteligente, ni prestamista tradicional, tomará un folleto de su negocio y esperará lo mejor. Eso sencillamente no va a suceder. Dé prioridad a los posibles inversores y prestamistas. Evalúe sus necesidades de seguridad y elabore un plan claro de recuperación.

Luego, entregue ese plan. Esto permite crear un buen historial de crédito y asegura que los futuros inversores y prestamistas estén más dispuestos a arriesgar capital en usted y su negocio en los años por venir. Tener acceso a capital comercial, más allá de la fuente, es la base que necesita para superar una economía inestable y hacer crecer el negocio en épocas buenas y malas.

Y esa es la clave para un negocio exitoso a largo plazo.